11/21/2017

Me gustaría que hubiera luciérnagas en vez de moscas en mi casa.

6/16/2017

Te deseo cosas malas sin parar.
Si el tío del Club de la lucha tuviera un cáncer, lo llamaría Marla Singer y yo lo llamaría P.
Vi tantas cosas destruirse contigo de la mano. Lo pasamos tan bien en el infierno. Pero eres una herida abierta que nunca deja de sangrar. Parece que me entraste en el cerebro con patines de hielo, abriendome las conexiones neuronales con putas cuchillas para dejarme toda la vida jodida. Yo sonreía y gemía porque pensaba que estábamos follando, pero tú estabas hundiéndome una navaja en la memoria y echándome limón en la herida. Ojalá existiera el sitio de la peli de Jim Carrey y la tía del pelo de colores para ir a que te borraran de mi. Todo se me olvida menos tus mierdas. Te odio lo más grande, de verdad. Ojalá nunca te hubiera conocido.

6/13/2017

Whishlist


Ojalá estuviéramos ya, a estas alturas, celebrando todos la vida.
Ojalá todos los cuerpos fueran instrumentos de placer y nos dejáramos de tonterías y de veneno.
Ojalá cada mano y cada pie aprendiera cada día una caricia nueva o un paso de baile o un juego.
Ojalá todos los ojos estuvieran acostumbrados a mirar bien. A ver siempre belleza. A ver rasgos y superpoderes y lunares secretos.
Ojalá las bocas y las gargantas, además de lamer y jugar, escupieran palabras para deleitar, para curar, para unir, para celebrar.
Ojalá el desconocimiento nunca sembrara prejuicios, sino curiosidad, ganas, deseo.
Ojalá nos dejáramos crecer el corazón, para que lo desconocido tuviera más sitio en él y nuestros días fueran todo sorpresas.
Ojalá aprendiéramos a disfrutar de verdad, a abrazar la vida y a todos los que están dentro de ella con brazos elásticos.
Ojalá dejáramos de perder el tiempo, las ganas y las oportunidades y nos pusiéramos manos a la obra... y al cuerpo.

5/16/2017

Hoy tengo el coño para serpentinas. Hay alguien haciéndome señales desde el futuro, pero me entero de poco. Ya no me pongo las gafas.
Déjate de rollos, me dije, y me dejé de todo, y ahora hay alguien haciéndome señales desde el futuro y no creo que me entere nunca de qué coño quería.
Voy a ser como un sauce, como un drago, verde y silenciosa, me voy a dejar musgo, voy a crecer para enterarme de qué pasa por allá arriba, voy a dejar que me salgan hojas, voy a quedarme aquí. Y siempre me parecerá que hay alguien haciéndome señales, peroentonces tendré las raíces en un lado de la tierra y la copa en el otro,
haré danza del vientre supraplanetaria (?) y pensaré:
déjate de rollos,
y pestañearé moviendo las ramas.
Paso del futuro.

6/03/2016

A. B.

La vida es un columpio giroscópico de infinitas ventanas,
cada una tiene una cerradura
de abertura sensorial diferente.

Esta llave me llevó a mi fiebre, fiebre que disfruté unida por los oídos a alguien que tenía
otro tipo de fiebre
unos kilómetros más cerca del mar.

Miro hacia allí por el hueco de esta cerradura,
le veo entre pequeñas sombras y rayos de luz, difractado,
te quiero desde el futuro. Estábamos sufriendo porque no lo sabíamos.
Te quiero desde el futuro.


4/04/2016

El camino tiene vallas. Rejas. Muy largas. Infinitas.
Voy a
dejar trocitos de pan fluorescentes,
         pequeños lazos,
a avisar a la luciérnagas.
Necesito MUCHA LUZ.

4/01/2016

la mujer de al lado tiene la boca redonda y una minúscula pirámide en el centro de la cara.
saludó defendiéndose con sus ojos abiertísimos,
luego se escondió en sus oídos y dejó de verme.

la mujer perpendicular es larga y dorada como una espiga de trigo.
no deja de hablar por teléfono y de reírse. es una espiga de trigo lejos de su trigal natal, se ríe a distancia.

la mujer en el centro piensa, últimamente, demasiado.
el reciente descubrimiento de mi cerebro como ente dañable y todo lo que ello acarrearía me pone muy nerviosa. 
para distraerme miro de reojo a las mujeres que 
me rodean en círculo.

viajar se ha convertido en un proceso delicado.